NOTICIA
FRANCISCO REYES ‘DÍGANME OSCAR’

Protagonista del primer largometraje chileno ganador de una estatuilla, el actor habla del poder del arte, política, de sus 30 años en TVN y de cómo este premio lo rejuveneció. 


Por Silvia Peña P.

Fotos Diego Bernales 

Productor Marcelo Madariaga 

Maquillaje y pelo Pía Bedregal 

Asistente de producción José Servellon 


El pasado 4 de marzo Francisco Reyes (63) y Pablo Larraín (productor de la película) estaban ansiosos, planeaban la manera de acercarse al escenario lo más rápido posible si es que ganaban el Oscar. Tenían que aprovechar los pocos minutos disponibles para unirse al resto del equipo, instalado en otro sector del teatro Dolby en Los Angeles. “Estábamos discutiendo si salíamos rápidamente o si nos movíamos de una vez de nuestros asientos para estar más cerca. Parecíamos caballos de carrera cuando escuchamos: A fantastic Woman y saltamos sin ningún plan. Fue como el estallido de un volcán, una liberación enorme. Ahora entiendo a la gente que llora cuando le entregan un premio, porque la emoción es muy fuerte, uno salta, grita... es como un gol, además había mucha tensión acumulada”. 

Luego, en bambalinas, vino la celebración ‘a la chilena’: abrazos, brindis, risas y una comida con todos los nominados y ganadores. “Pasé por unos días de tanta felicidad que eso queda registrado en el cuerpo, creo que ando con un aura diferente. Y por otro lado, estuvimos en un punto histórico. O sea, queramos o no, es el primer Oscar a un largometraje chileno en la historia, por lo tanto, ya estamos unidos: Lelio, los Larraín, todos los actores que participamos en la película. Fuimos parte de un hito”. 

Una semana y media después de ese episodio y ya de regreso en Chile, luego de visitar a su hijo Ismael que está estudiando un postgrado en Columbia, Francisco Reyes, el actor fantástico —polera, jeans y zapatillas— ya ha procesado esta experiencia. Y organiza sus tiempos para combinar las grabaciones de una nueva teleserie vespertina en TVN, donde comparte roles con Carolina Arregui, Felipe Braun y Antonia Zegers, entre otros. “Es la historia de un enfermo terminal, que es mi hijo, y cómo enfrenta los últimos meses de vida”, cuenta. Además, acaban de confirmarle el protagónico en Martínez, un largometraje estadounidense-mexicano que cuenta la vida de un chileno residente en México, el primer fruto de su exposición a nuevos mercados. En teatro estará todo abril, junto a Nestor Cantillana, en La desobediencia de Marte, de Juan Villoro, en el teatro de la Universidad Finis Terrae. 

—Supo del festejo en Chile por el Oscar, hubo gente que fue a la Plaza Italia. 

—Sí, me llegaban fotos. Además cuando hicieron el anuncio reventó el Whatsapp, los mails, todo. Una semana después terminé de responder los saludos. Ahora con distancia, es como si hubiera caído un meteorito, una cosa muy loca... al recordar los momentos en que estuvimos arriba de ese escenario, se me vuelven a poner los pelos de punta. 

—Una postal de colección; los cinco sobre el escenario. 

—Fue como un sueño, una cuestión tan rápida, tan “guaaa”, efímera. Quedan los registros, los saludos, queda toda esa explosión que también se vivió en Chile. Fue como si hubiésemos metido un gol en el mundial. Han pasado algunos días, pero está adentro, quedó adentro. Uno va por la calle y la gente muestra el dedo para arriba, saluda, te abraza. Hay mensajes preciosos que dicen: “gracias por habernos dado esta alegría a los chilenos”, va más allá del cine. 


No te pierdas la entrevista de Francisco Reyes en Revista Caras, Marzo 2018.

CONOCE NUESTRAS REVISTAS VER TODAS
Logo

Rosario Norte #555 piso 18, Las Condes
Santiago, Chile
Suscripciones: 600 595 5000
Teléfono : (56-2) 2595 5000
Desarrollado por Bhstudios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
Webpay
ACCESO PROVEEDORES
desarrollado por biohazard interactive