NOTICIA
“LAS PERSONAS SON COMO SON”

Para las gemelas Marcia y Millie, de 11 años, las diferencias en su apariencia nunca han sido un problema. 

Por Patricia Edmonds

Fotografías Robin Hammond 


Cuando Amanda Wanklin y Michael Biggs se enamoraron, no le dieron importancia a los retos que podrían enfrentar como pareja birracial, comenta Amanda. “Lo más importante es lo que queríamos hacer juntos”. 

Se establecieron en Birmingham, Inglaterra, ansiosos por comenzar una familia. El 3 de julio de 2006, Amanda dio a luz a gemelas fraternas y los padres, emocionados, les pusieron a sus hijas nombres entrelazados: una sería Millie Marcia Madge Biggs y la otra Marcia Millie Madge Biggs. 

Desde una edad temprana, las niñas tuvieron rasgos similares pero muy diferentes esquemas de color. Marcia tenía el cabello castaño claro y la piel blanca como su madre, de origen inglés. Millie tenía el cabello negro y la piel oscura como su padre, quien es descendiente de jamaiquinos. “Nunca nos preocupamos por eso, solo lo aceptamos”, asegura Michael. 

“Cuando eran recién nacidas –recuerda Amanda–, podía llevarlas en la carriola y las personas me miraban, y luego veían a una de mis hijas y luego veían a mi otra hija. Y después me preguntaban: ‘¿Son gemelas?’”. 

“Sí”.

“Pero una es blanca y la otra negra”.

 “Sí. Son los genes”.

Las gemelas saben lo que es el racismo. 

“Racismo es cuando alguien te juzga por tu color y no por tu verdadero ser”, afirma Millie. Marcia describe el racismo como “una cosa negativa, porque puede lastimar los sentimientos de las personas”. Ambas dicen que no han percibido racismo cuando alguien nota el contraste en su apariencia…


Suscríbete y sigue el reportaje en Revista National Geographic, Abril 2018.


CONOCE NUESTRAS REVISTAS VER TODAS
Logo

Rosario Norte #555 piso 18, Las Condes
Santiago, Chile
Suscripciones: 600 595 5000
Teléfono : (56-2) 2595 5000
Desarrollado por Bhstudios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
Webpay
ACCESO PROVEEDORES
desarrollado por biohazard interactive