NOTICIA
HARRY & MEGHAN "SU PRECIOSA E HISTÓRICA BODA"

Un sello nuevo tuvo el matrimonio del príncipe británico y la ex actriz estadounidense gracias a los orígenes distintos de ambos. Música con raíces negras, lágrimas del novio en la homilía y la novia cruzando sola las puertas de la magnífica Capilla de San Jorge. Inolvidable.


Por:  Soledad Miranda 

Fotos: Getty Images 


“Te ves increíble. Soy tan afortunado”, le dijo Harry a Meghan cuando la recibió en el altar de la majestuosa Capilla de Saint George del palacio de Windsor. Con esta frase captada por los expertos en lectura de labios —puesto que ningún micrófono estaba junto a ellos en ese minuto mágico— se inició la boda del nieto más revoltoso de la reina Isabel II y la mujer que lo conquistó con su piel mestiza y, dicen cercanos a la pareja, su personalidad arrolladora.

A la salida, cuando ya eran marido y mujer según el rito de la Iglesia Anglicana, fue ella la que demostró su iniciativa cuando le preguntó al príncipe: “¿Nos besamos?”, para responder a los gritos de la multitud que los aclamaba. Él le respondió, y protagonizaron esa escena que era el final en las películas antiguas y que ahora se espera sea el comienzo de un matrimonio que dure para siempre.

Fue una gran iniciativa la de Meghan puesto que este matrimonio no se realizó en Londres y, por lo tanto, no contaban con el balcón del Palacio de Buckingham para asomarse después de la ceremonia. Dado que Harry ocupa el sexto lugar en la línea de sucesión de la corona, su matrimonio no fue un asunto de Estado —como el del príncipe William— y por eso no hubo invitados de otras casas reales, ni tampoco líderes del Gobierno. En su mayoría, los 600 asistentes a la capilla eran miembros de la familia real, amigos de los novios e integrantes de los organismos benéficos patrocinados por el príncipe Harry. En los jardines, otros dos mil ciudadanos de Windsor —voluntarios y estudiantes del lugar— pudieron ver de cerca la llegada de los invitados y a las estrellas del día: Meghan y Harry. Lo anterior no le restó interés a la boda del año y casi dos mil millones de personas siguieron, por televisión, los acontecimientos. Todo lo que se vio, la seguridad y las fiestas posteriores costaron alrededor de 40 millones de dólares. 


El príncipe enamorado 


Pocos imaginaron que la historia del príncipe inglés y la actriz estadounidense podría culminar en matrimonio cuando los periodistas comenzaron a hacer bullying a la acompañante de Harry al descubrirla con él a inicios de 2017. Rápidamente se supo que era hija de madre afroamericana y padre descen- diente de irlandeses inmigrantes en Estados Unidos; también supieron que ambos se divorciaron y que Meghan creció prácticamente como hija de madre soltera en un ambiente social nada glamoroso. 

La reacción del príncipe demostró que se tomaba en serio su relación y no estaba dispuesto a que Meghan fuera humillada. En un comunicado oficial —respaldado por su padre, el príncipe Carlos— pidió respeto por ella y su familia tanto a los medios de comunicación como a las redes sociales que ya se estaban llenando de ataques racistas y xenófobos contra la actriz norteamericana. 


Sigue esta historia de amor en Revista Vanidades, 2018.


CONOCE NUESTRAS REVISTAS VER TODAS
Logo

Rosario Norte #555 piso 18, Las Condes
Santiago, Chile
Suscripciones: 600 595 5000
Teléfono : (56-2) 2595 5000
Desarrollado por Bhstudios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
Webpay
ACCESO PROVEEDORES
desarrollado por biohazard interactive