NOTICIA
MARÍA JOSÉ PRIETO Y CRISTIÁN CAMPOS EN SU PRIMERA ENTREVISTA, "ESTAR JUNTOS ERA LO PERFECTO".

Se conocieron ensayando, engancharon conversando y se gustaron bailando. Casi veinte años después, aún se dan el lujo de compartir lo que más disfrutan: su hija Julieta, el yoga y el teatro, donde por primera vez actuarán juntos... bailando. Aquí desclasifican la historia de amor que les enseñó que para estar unidos, primero hay que aprender a despedirse. 


Por Hernán Díaz 

Fotos Pedro Quintana Asistente Carla Cociña

Producción Romina Meier Asistente Soledad Kanamori 

Maquillaje y pelo Cristián Quitral para YSL y Kérastase 

Locación Casa Monckeberg 


Hace rato que María José Prieto y Cristián Campos no son más esa pareja que en la década pasada daba la impresión de que iba, venía y volvía a alejarse como un péndulo. Nunca fue una relación turbulenta, nunca un escándalo que nutriera a la incipiente prensa de farándula, pero la progresión de sus respectivas carreras —y en ocasiones también sus ya famosos 20 años de diferencia— los confrontaron periódicamente a pausas, alejamientos, separaciones y despedidas que sin embargo jamás fueron definitivas. Por el contrario. 

Casados desde 2009 y padres de una niña de 8 años, Julieta, hoy preparan juntos la obra que a partir de agosto estarán protagonizando en el Teatro Mori de Vitacura en coproducción con The Cow Company: Lecciones de baile, que bajo la dirección de Aranzazú Yankovic los verá subir juntos a las tablas por primerísima vez. El, como un profesor universitario con Asperger necesitado de clases de baile para afrontar un evento social; ella, como la instructora desencantada con la vida después de un accidente que le pone puntos suspensivos a su carrera en la danza. 

Dicen que de coincidencias está escrito el destino y este debut teatral encierra algunas que los devuelven al comienzo de su historia de amor de casi dos décadas. Se conocieron a mediados del 2000 y los fríos hechos señalan que el descubrimiento mutuo se produjo en Las Tacas mientras grababan —sin ofender— uno de los fracasos más sonados en la historia de las teleseries chilenas: Corazón pirata. “Probablemente la peor te- leserie que hayamos hecho en nuestra vida”, reconoce Cristián, “pero la moraleja es interesante: hasta de los mayores fracasos puede salir algo bueno”, agrega. 

En Las Tacas, una de las primeras interacciones que tuvieron fue cuando, en paralelo a las grabaciones, ella se encontraba preparando una audición para una obra. Después de un promisorio debut televisivo en 1998 protagonizando la teleserie A todo dar, María José buscaba sumar experiencia en teatro. Entonces el actor Vasco Moulian, compañero de pieza de Cristián en Las Tacas, le sugirió hablar con él para que la ayudara a preparar los textos de su audición. 


Sigue la entrevista completa en Revista Caras Chile, 2018.

CONOCE NUESTRAS REVISTAS VER TODAS
Logo

Rosario Norte #555 piso 18, Las Condes
Santiago, Chile
Suscripciones: 600 595 5000
Teléfono : (56-2) 2595 5000
Desarrollado por Bhstudios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
Webpay
ACCESO PROVEEDORES
desarrollado por biohazard interactive