NOTICIA
EL FUTURO DE LA MEDICINA

‘Conectado’ y de alta tecnología: así es el futuro médico. 


Por: Daniel Kraft 

Nunca habría conocido a Harriett si no hubiera sido por nuestra amiga en común Linda. Soy médico en el norte de California, Harriett es ejecutiva de comunicaciones en Nueva York. Linda cofundó una empresa en línea de genómica personal, a la que Harriett y yo enviamos nuestra información genética, cada uno por su cuenta, para ser analizada. Linda nos presentó después de percatarse de que Harriett y yo teníamos algo en común: un tipo de ADN mitocondrial singular: éramos familiares lejanos. Resulta que también compartimos genealogía con un famoso de la prehistoria: Ötzi, el hombre de hielo, cuyo cadáver fue descubierto en los Alpes en 1991, tras 5300 años congelado. Por diversión, incluso abrí un grupo de Facebook para individuos con la misma variante de ADN que Ötzi, Harriett y yo.
Harriett y yo nos conocimos gracias a una hazaña de la ciencia biomédica –el análisis genómico de bajo costo y de consumo masivo– que alguna vez fue inimaginable y ahora es cotidiana. La convergencia de tecnologías digitales y plataformas sociales permitió que conociéramos nuestros genotipos y compartiéramos nuestros hallazgos en línea. Desde entonces hemos presenciado un gran incremento en las innovaciones y los beneficios de la tecnología que tienen el potencial de reformar muchos aspectos de la salud y la medicina. En nuestro entorno, el progreso de tecnologías como la inteligencia artificial (IA), la genómica individual y la robótica es exponencial, lo cual determina el futuro de la medicina.
Las innovaciones que describo aquí –muchas de las cuales aún son incipientes– son impresionantes por sí mismas. No obstante, también las valoro por permitirnos dejar atrás el modelo de atención médica tradicional e inconexo, y adoptar el modelo de “salud conectada”. Imagínalo: atención individualizada y en tiempo real para tu salud y bienestar, omnipresente y posible gracias al análisis de datos. No solo para tratar una enfermedad, sino también para prevenirla. 
En el modelo de atención médica antigua se recopilaba información sobre la salud de los pacientes de forma intermitente, sobre todo durante las visitas a la clínica, y se desperdigaba entre archivos llenos de papel y sistemas electrónicos aislados de registros médicos. Hoy tenemos una mejor opción: la tecnología personal que puede monitorear signos vitales de manera constante y registrar la información sanitaria de manera integral. Apenas una década después de que el primer Fitbit fuera responsable de la revolución de los “portátiles”, los aparatos para monitorear la salud ya son omnipresentes. La mayoría se emplea para medir y documentar las actividades deportivas. En el futuro, estas tecnologías de rastreo serán fundamentales para prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades. 

Suscríbete ahora a Revista National Geographic y sigue leyendo, Enero 2019.

CONOCE NUESTRAS REVISTAS VER TODAS
Logo

Rosario Norte #555 piso 18, Las Condes
Santiago, Chile
Suscripciones: 600 595 5000
Teléfono : (56-2) 2595 5000
Desarrollado por Bhstudios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
Webpay
ACCESO PROVEEDORES
desarrollado por biohazard interactive