NOTICIA
Leonardo Da Vinci / La curiosidad tecnológica del artista florentino

HOMBRE CON TALENTO

El polifacético espíritu de Da Vinci le proporcionó un sentido artístico que mezcló con la técnica. Esa actitud libre de supersticiones medievales permitió al genio renacentista crear artefactos de tal complejidad que lo convirtieron en el precursor de la ingeniería moderna. 

Por Fernando Cohnen. Foto: Getty Images.

Al llegar a Milán en 1482, Leonardo da Vinci buscó la manera de introducirse en la corte de Ludovico Sforza rápidamente, y para conseguirlo se le ocurrió redactar una carta de presentación dirigida al gobernante de la ciudad, en la que le proponía revelarle todos sus saberes y sus capacidades creativas como artista. También se comprometía a realizar una serie de extraños artefactos, como un modelo de puente muy liviano, pero muy resistente, “que nos permitirá perseguir o, en caso contrario, obligar a huir al enemigo”. Leonardo le hacía saber al duque milanés que conocía nuevos medios para quemar y destruir las defensas del enemigo.

En su curriculum vitae, Leonardo aseguraba que conocía los secretos para extraer agua de los fosos y construir escalas de asalto, así como modelos de morteros capaces de lanzar una verdadera lluvia de piedras que generara pánico entre el enemigo y “embarcaciones que resistirán incluso el impacto, el humo y la pólvora del más intenso fuego de cañón”.

El genial artista e ingeniero continuaba la carta enumerando otros artilugios mecánicos que harían imbatible al ejército milanés: “Construiré vehículos cubiertos, seguros e invulnerables, que penetrarán en las filas enemigas con su artillería y destruirán a las tropas más poderosas”.

El catálogo de ingenios bélicos incluía grandes lombardas, aparatos lanzallamas y otras armas ofensivas y defensivas que harían de Milán una ciudad inexpugnable. Para los tiempos de paz, Leonardo se postulaba como pintor, creador y arquitecto de edificios públicos y privados. “Puedo realizar esculturas en mármol, bronce y arcillas; y en pintura, puedo hacer cualquier trabajo como cualquiera, sea quien sea”. Como colofón a sus habilidades, Leonardo afirmaba que podía llevar a buen fin la fundición del gigantesco caballo de bronce que Ludovico Sforza pretendía erigir en la ciudad para mayor gloria de su familia, proyecto que parecía irrealizable debido a las limitaciones técnicas de la época.

Lee más en revista Muy Interesante, especial Da Vinci.

CONOCE NUESTRAS REVISTAS VER TODAS
Logo

Rosario Norte #555 piso 18, Las Condes
Santiago, Chile
Suscripciones: 600 595 5000
Teléfono : (56-2) 2595 5000
Desarrollado por Bhstudios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
Webpay
ACCESO PROVEEDORES
desarrollado por biohazard interactive