NOTICIA
La mansión Fonda busca dueño

Un paraíso en las laderas de Beverly Hills con vistas impresionantes del centro de Los Ángeles, autosustentabilidad y lujo sobre lujo. La actriz se despide de su mansión hollywoodense,  y así pone punto final a su reciente ruptura amorosa.  


Por Javiera Sandoval  

Actriz, escritora, activista y ahora agente de bienes raíces, Jane Fonda vende su paraíso inmobiliario en Los Angeles.
Tras su ruptura amorosa con Richard Perry —productor musical y su pareja por más de ocho años—, la dos veces ganadora del Oscar se despide de la mansión que compró cinco años atrás. Así, la actriz viene a borrar todo lazo con Perry, quien oficializó la ruptura en enero de este año al New York Post. 
Aunque ambos siguen siendo amigos, este es el claro reflejo de que tomaron rumbos separados. 
La residencia, ubicada en el prestigioso barrio Trousdale Estates a solo diez minutos de Sunset Boulevard, es una joya inmobiliaria indiscutible, que según Fonda le provocó amor a primera vista. “Richard y yo miramos más de 30 casas, y el día que atravesamos la puerta eché un vistazo a esta y lo supe. ¡Sólo lo sabía! Este era el lugar donde podíamos vivir muy felices”, reflexionaba. Y cómo no, si los 650 metros cuadrados, cuatro dormitorios, un ascensor de cristal, seis baños y medio, gimnasio, cocina moderna y un jardín para la meditación son sus principales atributos. Pero lo que más llama la atención es la sustentabilidad del lugar: paneles fotovoltaicos, piscina temperada con energía solar, chimeneas ecológicas, vidrio térmico y pisos de bambú hacen de la casa de Fonda una maravilla verde. Por eso, no sorprende que la ex pareja la está vendiendo por 13 millones de dólares y no por los siete que costó en 2012. 

No te pierdas la fabulosa mansión de Jane Fonda en CARAS #755 AdD

CONOCE NUESTRAS REVISTAS VER TODAS
Logo

Rosario Norte #555 piso 18, Las Condes
Santiago, Chile
Suscripciones: 600 595 5000
Teléfono : (56-2) 2595 5000
Desarrollado por Bhstudios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
Webpay
ACCESO PROVEEDORES
desarrollado por biohazard interactive