NOTICIA
EL ENCANTO DE JACKIE

Bazaar recuerda una sesión de fotos que ayudó a crear un ícono.


Por Stephen Mooallem

Fotografías de Richard Avedon


La interpretación que hace Natalie Portman de una Jacqueline Kennedy devastada, en la película de Pablo Larraín, Jackie, escruta la imagen poderosa de la exprimera dama, buscando refugio en la mística, en los modales y en la automedicación, después del asesinato de su esposo, el Presidente John F. Kennedy. Esa Jackie –la joven viuda, madre de dos hijos pequeños– se convertiría en el emblema de una oscura fragilidad que acechaba bajo la superficie de la vida estadounidense. Pero fue en las páginas de Bazaar, en la víspera de Camelot, que afloró otra imagen de Jackie.

El 3 de junio de 1961 el fotógrafo Richard Avendon y Diana Vreeland, editora de moda de Bazaar, viajaron al recinto de la familia Kennedy en Palm Beach para fotografiar para la revista al presidente electo, a Jackie y a sus hijos, Caroline y John Jr. –en la única sesión formal para la que posaría la nueva familia presidencial entre las elecciones y la toma de posesión de ese año. La sesión tuvo lugar el mismo día que los Estados Unidos rompieron oficialmente sus relaciones diplomáticas con Cuba y, según The Kennedys: Portrait of a Family –el libro que Shannon Thomas Perich, curadora del Smithsonian, escribió sobre la sesión–, el presidente electo pasó mucho tiempo esa tarde recibiendonoticias de última hora de los asistentes de la oficina del presidente Dwight D. Eisenhower y del Servicio Secreto, mientras miembros de la familia Kennedy iban y venían –incluyendo a la matriarca Rose Kennedy. Jackie, quien había dado a luz a John Jr. tan solo cinco semanas antes, fue fotografiada en un vestido de noche de Oleg Cassini, que más tarde usó en una gala preinaugural. Seis retratos en blanco y negro de la sesión aparecieron en la edición de febrero de Bazaar, dejando entrever al nuevo presidente, a su esposa y a sus hijos, no como figuras de estado, sino como una familia estadounidense.

La sesión tuvo lugar, en gran parte, debido a la amistad que Jackie había forjado con Vreeland durante la campaña de su esposo. Vreeland primero se topó con Jackie, entonces Jacqueline Bouvier, a mediados de los años cuarenta. Jackie, hija de la socialité Janet Lee y del corredor de bolsa John Bouvier III, e hijastra del heredero de Standard Oil, Hugh D. Auchincloss, asistió al Colegio Miss Porter en Connecticut y se movía en los círculos sociales del noreste. Incluso, en 1947 fue nombrada “Reina Debutante del Año”, por Igor Cassini –hermano menor de Oleg– quien escribía una columna de chismes para una agencia, bajo el nombre de Cholly Knickerbocker.

Lee más sobre Jackie en Revista Harper’s Bazaar,  Mayo 2017.

CONOCE NUESTRAS REVISTAS VER TODAS
Logo

Rosario Norte #555 piso 18, Las Condes
Santiago, Chile
Suscripciones: 600 595 5000
Teléfono : (56-2) 2595 5000
Desarrollado por Bhstudios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
Webpay
ACCESO PROVEEDORES
desarrollado por biohazard interactive