NOTICIA
¿Y si Einstein estaba equivocado?

Algunos científicos no comulgan con las hipótesis más aceptadas e incluso dudan hasta de la vigencia de la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein, considerada casi un dogma desde hace un siglo.


Por Miguel Ángel Sabadell


En octubre de 2016, la decepción ensombreció la cara de muchos astrofísicos. Los resultados publicados por tres grupos multidisciplinarios de investigadores dejaban claro que la elusiva materia oscura seguía sin aparecer. Y ello a pesar de que los equipos empleados en sus experimentos –el Large Underground Xenon, o LUX, ubicado en EUA; el PandaX-II, en China, y el XENON100, en Italia– supuestamente son capaces de detectar partículas con masas apenas 40 o 50 veces mayores que la de un protón. Tres años de trabajo y más de 30 millones de dólares invertidos, y ningún indicio de la presencia de la citada materia oscura, al menos del tipo que esperan encontrar la mayoría de los expertos: las partículas masivas que interactúan débilmente, o WIMP por sus siglas en inglés.

La materia oscura apareció en la arena científica en 1933, cuando el físico Fritz Zwicky descubrió que las galaxias que componen el cúmulo situado en la constelación de Coma Berenices se movían a velocidades altísimas, del orden de 1.000 kilómetros por segundo. Aquello tenía implicaciones sorprendentes; en esencia significaba que si la masa total del cúmulo fuera únicamente la que podía discernirse a través del telescopio, ya se habrían dispersado por el espacio (esto es, no bastaría para mantenerlas unidas gravitacionalmente). Pero como el cúmulo no se había diseminado, debía contener más materia, oculta a nuestras observaciones. Durante las siguientes décadas no se dieron avances significativos en el estudio de esa masa perdida, como la llamó Zwicky. Pero en 1977 la astrónoma Vera Rubin (1928-2016), quien se encontraba estudiando la rotación de las galaxias espirales, descubrió que para explicarla necesitaba incluir más masa de la que aparentemente contenían. La Vía Láctea, en específico, debía poseer 10 veces más que la que atesoraba en forma de estrellas y nebulosas. Rubin concluyó que nuestro suburbio galáctico tenía que estar envuelto en una especie de esfera de materia oscura.


Más del 90% del Cosmos es invisible


Desde entonces, los astrónomos han descubierto que la materia oscura aparece por todos los rincones del Universo. Hoy se supone que integra más del 90% de la masa total de los cúmulos de galaxias. El problema surge cuando nos hacemos una sencilla pregunta: ¿qué es? Pues bien, en este terreno la febril mente de muchos científicos se ha desbordado.

Algunos han planteado que se trata de estrellas de baja masa; otros, que está formada por agujeros negros; o por granos de polvo fríos; o quizá por una o varias de las partículas exóticas concebidas por los físicos teóricos. Determinar su naturaleza es uno de los problemas más importantes de la astrofísica actual.

Sigue leyendo en Revista Muy Interesante, Junio 2017.

CONOCE NUESTRAS REVISTAS VER TODAS
Logo

Rosario Norte #555 piso 18, Las Condes
Santiago, Chile
Suscripciones: 600 595 5000
Teléfono : (56-2) 2595 5000
Desarrollado por Bhstudios

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
Webpay
ACCESO PROVEEDORES
desarrollado por biohazard interactive